Sobre el Fracking

Desde la UJCE en Cantabria denunciamos la repercusión medioambiental de la extracción de gas por fractura hidráulica.

La extracción de gas natural por simple perforación es un proceso que viene dándose masivamente desde la revolución industrial. Es a mediados del siglo XX cuando ciertas empresas norteamericanas, y posteriormente europeas, comienzan con la fractura hidráulica horizontarl. Esta práctica consiste en utilizar un compuesto de agua, arena y productos químicos para liberar el gas atrapado a altas presiones en las rocas del subsuelo.


Esta práctica provoca desde ruidos, contaminación de aguas subterráneas, de tierras, de aguas superficiales, del aire... Hasta pequeños terremotos. Las empresas evidentemente conocen estos peligros, pero al parecer priman sus beneficios sobre los perjuicios para el ecosistema. Históricamente se ha demostrado la poca compatibilidad entre en neoliberalismo más salvaje y el ecologismo. Mientras que el máximo objetivo de las empresas sea aumentar su capital no habrá cabida para las costosas medidas de responsabilidad ambiental. Destaquemos el ejemplo de Cuba que es uno de los pocos países cuya huella ecológica permitiría si todos lo hiciésemos igual que el planeta y el ser humano se desarrollen sosteniblemente y en armonía.


Lo que exigimos desde la UJCE son medidas estatales que regulen y creen un firme compromiso entre el gobierno y nuestro ya maltrecho medio ambiente. Nuestra salud y nuestro futuro están siendo vendidos por un poco de gas.

imagen stop fracking