Análisis de la situación política educativa y estudiantil. Enero de 2013

Es objeto de este informe el análisis de la situación política estudiantil y educativa a nivel internacional y estatal, de cara a situar a la Unión de Juvenudes Comunistas de España (UJCE) y al conjunto del movimiento estudiantil en la fase política en la que vivimos.

Internacional

En el ámbito internacional durante los últimos meses hemos asistido en algunos países del mundo a una continuación de las movilizaciones estudiantiles contra las políticas neoliberales y de recortes en la educación pública. Las más reseñables las encontramos en Chile y en Italia.

Tras la fuerte intensidad de la movilización estudiantil durante el curso 2011-2012, que ha marcado un punto de inflexión en la resistencia social y política desde la imposición del modelo neoliberal por la dictadura pinochetista, con décadas de debilidad de los movimientos y organizaciones sociales, las movilizaciones estudiantiles continúan este curso político. En esta ocasión, son los estudiantes secundarios los encargados de impulsar la movilización, teniendo su punto álgido en una serie de manifestaciones el 28 de agosto, con unas 150.000 personas en Santiago. Una movilización que ha integrado al conjunto de sujetos de la comunidad educativa y a la sociedad civil en general.

Frente a un sistema fuertemente privatizado y mercantilizado, financiado en un 80% por las familias y con un altísimo índice de endeudamiento estudiantil; la reivindicación del movimiento estudiantil sigue siendo la misma: educación pública, gratuita, equitativa, laica y de calidad. De manera vinculada, el movimiento señala al neoliberalismo como enemigo de la educación pública.

En Italia, el gobierno de Mario Monti ha aprobado un paquete de recortes de 11.600 millones de euros en la educación pública, en el marco de las exigencias de la troika a este Estado del sur de Europa. En rechazo a este ataque, el pasado 12 de octubre se movilizaron estudiantes de secundaria y universitarias a lo largo de Italia (Roma, Milán, Turín, Nápoles, Bolonia, Florencia, Ancona y Cagliari, entre otras ciudades), así en Roma llegaron a los 10.000 estudiantes en las calles.

Las reivindicaciones estudiantiles eran la retirada de los recortes en el sistema educativo, más recursos financieros para becas y la exigencia de una educación pública y de calidad. Igualmente, el movimiento estudiantil denunció los elevados y crecientes gastos de escolaridad, y la represión contra la protesta social de los últimos años.

Estatal

Desde el último Comité Estatal de la OSE el 6 de octubre, la realidad educativa del Estado español sufre, por un lado, la aplicación concreta de las últimas medidas de recortes y subida de tasas universitarias, y por otro lado, la amenaza real de nuevos ataques a la educación pública.

Observamos en estos meses como se irá llevando a cabo un proceso injusto de ‘desahucios en las aulas’ cuando un número importante de estudiantes universitarias no puedan abonar el segundo pago de las matriculas fraccionadas, lo que ocasionará su exclusión de los estudios universitarios y la ampliación de ese colectivo de 150.000 estudiantes que tuvieron que abandonar sus estudios al comienzo de este curso académico por no poder costear las matrículas abusivas.

Dentro de la línea general de recortes presupuestarios, las partidas dedicadas a I+D las han rebajado a niveles de 2005, lo que contribuye a la emigración creciente de jóvenes e investigadoras/es que al finalizar sus carreras universitarias no tienen oportunidades de futuro en su tierra. Así, el presupuesto educativo del Estado para 2013 disminuye un 15.33 % respecto al del 2012. La partida total para becas desciende un 3.77% y la dedicada a Erasmus se recorta en un 60%. Las ayudas para libros de texto bajan de 27 a 20 millones de euros, que ya padeció un recorte del 75% el pasado abril. Los fondos para el aprendizaje de idiomas baja de 24.5 a 10 millones de euros (ya se recortaron en un 50% en abril).

Según estimaciones de los sindicatos de enseñanza, la acumulación de recortes en profesorado está ocasionando que cada día 50.000 estudiantes no tengan clase a causa de la falta de profesoras/es y de no cubrir las bajas, lo que atenta gravemente contra el derecho a la educación pública y de calidad.

Hace unos días el ministro de educación Wert ha presentado un nuevo borrador para el anteproyecto de la LOMCE en el que agrava algunas de las medidas del inicial borrador de la ley y amplía otras líneas tendentes a la mercantilización, privatización, recentralización, castellanización y subordinación a la jerarquía católica de la educación pública. Borrador inicial de la LOMCE del cual expusimos sus líneas generales en el anterior Informe Político de la OSE y analizado en un documento de la comisión de enseñanzas medias de EeM.

Tras la pretensión de implantar una reválida al final del bachillerato, ahora se propone la supresión de la PAU (selectividad) y la introducción de pruebas de acceso a la educación superior propias de cada Universidad.

En esta nueva imposición, el segundo borrador de la LOMCE ataca el modelo de inmersión lingüística en la escuela en el que se usa la lengua propia y minorizada como vehicular de la enseñanza para el objetivo de que todas conozcan los dos idiomas cooficiales (donde se dé el caso). Ahora, se impone un mínimo de asignaturas en cada una de las lenguas cooficiales y se da la opción a las familias de escolarizar a sus hijas/os en una de las dos lenguas cooficiales. Así, obliga a la administración pública a pagar la matrícula en un colegio privado a aquellas/os que soliciten estudiar en castellano si no se ofrece en un centro público de una determinada zona.

Desde la UJCE rechazamos estas medidas españolistas del PP al suponer la segregación de las estudiantes a causa de la lengua y confrontar con un modelo lingüístico de reconocido éxito, y que en naciones como Catalunya cuenta con un alto grado de consenso, un conocimiento del castellano ligeramente superior a la media española y una demanda de educación bilingüe o en castellano muy marginal (este curso sólo 12 familias catalanas han realizado una instancia para solicitar la enseñanza en castellano).

El nuevo borrador de la LOMCE suprime la materia Educación para la Ciudadanía, que el primer borrador sustituía por Educación Cívica y Constitucional, con modificaciones de tipo heteropatriarcal o en relación a la concepción centralista del Estado por parte del PP, entre otras. Ante esta medida, la UJCE aún denunciando el carácter reaccionario de sus motivaciones políticas, reafirma su rechazo a este tipo de asignaturas que busca asimilar en el estudiantado los valores de la falsa democracia capitalista y que no fomenta el pensamiento crítico al no dar herramientas para su potenciación que si cubren materias como la historia o la filosofía (ésta última reducida en horarios en la última reforma del PSOE).

Al hilo de esta medida de supresión de Educación para la Ciudadanía, el Gobierno central cumple las exigencias de la Iglesia Católica, y además, retorna la asignatura de Religión y Moral Católica al currículo evaluable para el adoctrinamiento católico, estableciendo a su vez una materia alternativa obligatoria.

Luego de la presentación del informe sobre ‘gobernanza’ del Parlament de Catalunya en julio de 2012, se espera que el informe de la comisión de ‘expertos’ estatal sea público sobre finales de enero. Así, hemos de estar muy atentas a éste y a la próxima reforma de la LOU imprescindible legalmente para emprender la implantación de la ‘gobernanza’ o gobierno de tipo empresarial en las universidades españolas.

Organización Sectorial de Estudiantes de la UJCE